1. Elige un buen champú: elegir bien el champú y el acondicionador es lo más importante para el cuidado del cabello. Lávate el pelo cada dos días, sobre todo si haces deporte y sudas. Igual de malo es lavarlo a diario que muy poco.
  2. No frotes: Seguimos teniendo la sensación de que cuanto más frotamos el cabello, más limpio quedará y más tiempo nos durará. Gran error. Precisamente es todo lo contrario, si lavamos el cabello con un suave masaje evitaremos activar las glándulas sebáceas y podrás alargar más los lavados.
  3.  Desenreda siempre con las manos: Para un buen cuidado del cabello es imprescindible mantener la cutícula del cabello bien sellada. Trabaja con las manos cuando desenredes el pelo con el acondicionador o la mascarilla. Con este truco se consigue más brillo, más suavidad, menos rotura y mucho más control si lo tienes encrespado.
  4. Un secador profesional: Aunque uno de los mejores tratamientos que puedes regalar a tu cabello es dejarlo secar al aire, si recurres con frecuencia al secador (uno de los gestos que más deshidratan tu cabello) intenta que sea un secador profesional.
  5. Llevar una dieta saludable: La dieta juega un papel muy importante, ya que los nutrientes que nos aporta la alimentación también son vitales para la buena salud del cabello. Lo básico es incrementar el consumo de frutas, verduras, frutos secos, productos lácteos, pescado y beber una buena cantidad de agua al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *